Las características de la web 2.0

Las características de la web 2.0. El concepto de web 2.0 está en constante evolución para ofrecer a los internautas nuevos retos universales para las empresas y los profesionales de Internet.

La web 2.0 va más allá de un software y está formada por una serie de aplicaciones web que facilitan el intercambio de información de forma interactiva, el uso de centros de diseños y las colaboraciones dentro de la world wide web. Esencialmente, se refiere a una opción sobre compartir información y a cambios sobre los usos esenciales de la web.

Las características de la web 2.0 se pueden resumir en unos puntos concretos que permiten comprender este fenómeno por encima de la ausencia de definiciones técnicas y de las alusiones típicas a que el software online, las aplicaciones multimedia y la conexión de banda ancha permiten ofrecer una mayor cantidad de información y una interacción más estrecha entre los usuarios:

Esencialmente, podemos decir que la web 2.0 es una plataforma funcional (que permite la transferencia de información y servicios desde páginas web), y que tiene un diseño sencillo y ligero, en el que se implementan elementos intuitivos.

La web 2.0 también permite la socialización y el flujo continuo de usuarios, en buena parte gracias a que su software flexible permite el acceso a contenidos digitales a los que antes no se podía llegar. Esto también tiene como consecuencia que sea más participativa, y que aliente a los usuarios a mejorar la aplicación. De hecho, se puede decir que la web 2.0 está en manos de los usuarios.